Clandestino






Cómo llegar


Precio aproximado: 24€

2.5

(kubelick dice)


Déjenme que les cuente algo que me pasó hace unos días.


Llevaba un tiempo rondándome la cabeza sin cesar "Get Happy" en la versión petarda de Mr. Wainwright.

Así que, como la felicidad es la única pareja esquiva a la que podemos perseguir obsesionados sin hacer el ridículo, le hice caso a la diosa de Rufus, Miss Judy: empaqueté mis problemas, deseché las preocupaciones, dejé atrás el Manzanares, canté ¡Aleluya!, y dirigí mis pasos a la tierra prometida. A donde la marea te limpia los pecados. A Zahara de los Atunes, para ser más concretos, donde todo está tranquilo y en paz.

Brillaba el sol, y en el momento en el que me senté en la terraza de el Clandestino, supe que había llegado al paraíso. Con una cerveza fría y un plato de sardinas estaba ya en la gloria pero, por si eso no fuera suficiente, Dios decidió aparecer. No en persona claro, que rara vez se presenta Él así, sino en forma de pescado. Qué apropiado, pensé, los símbolos originales, el logo de los primeros cristianos, EL PEZ. Por que si no es por intervención de un poder superior y ultraterreno ya me dirán ustedes cómo se explica la existencia de una lubina de 2 kilos 500 gramos. Y, para completar el milagro, 45 minutos de horno en compañía de patatas, cebolla, tomate, aceite de oliva y sal. Mastodóntica en tamaño y en sabor, lubinafante, en ti creemos.

Cosas maravillosas como estas suceden en el Clandestino a diario…

(tb continued)


.

1 comentario:

maribel dijo...

genial recomendable los TUNIDOS mas modernos de la zona todo una alivio despues del pescaito frito